CICLO DE ACCIONES  FUGAS E INTERFERENCIAS 2017

El ciclo de acciones Fugas e Interferencias II Congreso de Arte de Acción ha surgido de la necesidad de mostrar, en un sentido amplio, la existencia de un vínculo indisociable entre  los procesos de investigación teórica y la investigación práctica artística.

En esta segunda edición de Fugas e Interferencias, el ciclo de acciones se desdobló en dos ámbitos de actuación. En Pontevedra, los alumnos del curso Proyectos de Arte de Acción de la Facultad de Bellas Artes impartido por Carlos Tejo presentaron sus acciones en la Casa das Campas y los exteriores de la ciudad. A pesar de partir de concepciones artísticas, temáticas y reflexiones muy distintas la presentación fue muy fluida, puesto que una acción se encadenaba con la siguiente, intentando en todo momento integrar los espacios urbanos y los contextos sociales, de manera que las acciones planteaban un diálogo abierto con los transeúntes, al tiempo que, evidenciaban el relativo aislamiento o extrañamiento del discurso artístico en la vía pública.

Durante el congreso en el CGAC (Centro Galego de Arte Contemporánea) de Santiago de Compostela, se presentó el ciclo de tres acciones. Artistas que, a pesar de concebir la práctica del arte de acción desde posicionamientos muy personales, se podría encontrar un concepto afín en las tres acciones presentadas: la interferencia. Idea que fue abordada desde intereses y sensibilidades y posicionamientos muy personales dentro de la práctica del arte de acción.

Blanco&Roja en “PASAESCALABRA” desarrollaron la acción a partir de la generación de una serie de situaciones donde los asistentes habían de responder a una serie de cuestiones y/o reaccionar o manipular unos materiales; Josep Masdevall en “Sólo en el recuerdo habita el olvido”  centró su acción en la utilización de lo absolutamente necesario y en esta ocasión se sirvió del habla para comunicarse con la audiencia; y, Erika Jaramillo “Art. 1.” puso en evidencia su posición crítica respecto a los derechos sociales para abordar la cuestión de clase y las condiciones de producción en el mundo del arte.

Con este objetivo, al final de cada acción se propusieron unos diálogos con los/las artistas, con el propósito de confrontar sus contribuciones artísticas con las percepciones de los asistentes.